El FBI se opone a encriptar teléfonos

Imprimir Enviar

La decisión de Apple y Google de encriptar sus nuevos teléfonos por defecto ha generado descontento entre las autoridades de Estados Unidos.

FBI

FBI

AP | ERIC TUCKER Y JACK GILLUM

El director del FBI, James Comey, advirtió que encriptar los datos en los smartphones podría conducir a la parálisis de investigaciones de homicidios, la libertad de sospechosos y “negar justicia por un teléfono o un disco duro con candado”.

Tanto defensores de la privacidad como expertos en tecnología calificaron esas preocupaciones como exageradas y poco más que los mismos argumentos reciclados que el gobierno ha blandido contra la encriptación desde la década de 1990.

Al comparar los datos encriptados con una caja fuerte inviolable o la puerta de un closet imposible de abrir, Comey dijo que el intento de las empresas tecnológicas de proteger la información de los usuarios en nombre de la defensa de la intimidad impide una amplia gama de investigaciones penales.
Se necesitan nuevas leyes para permitir a la policía interceptar comunicación en una era de avance tecnológico y nuevas formas de comunicación, señaló.

“Tenemos la autoridad legal para interceptar y acceder a comunicaciones de conformidad con una orden judicial, pero a menudo carecemos de la habilidad técnica para hacerlo”, dijo Comey en una conferencia en el centro de investigaciones Brookings Institution de Washington.

El discurso, que se hace eco de preocupaciones que él y otros en las agencias policiales han ventilado, se produce poco después de que Apple y Google anunciaron que sus nuevos sistemas operativos están encriptados, es decir, protegidos por códigos por defecto. Las autoridades todavía podrían interceptar conversaciones pero quizá no podrían acceder a los datos de llamadas, contactos, fotos y correos electrónicos almacenados en el teléfono.

“La encriptación no es tan solo una característica tecnológica. Es una oferta publicitaria. Pero tendrá consecuencias muy graves para las agencias policiales y de seguridad nacional en todos los niveles”, dijo Comey.

Añadió que son infundados los temores de la gente de que el gobierno espía todas las comunicaciones por teléfono celular o que tiene acceso a todas las comunicaciones en todo momento.