La pantalla del Galaxy Note 4 es un prodigio, el iPhone 6 Plus lo tiene complicado

Imprimir Enviar

Samsung Galaxy Note 4, que también hay que recordar que integra un procesador Snapdragon 805 y 3 GB de RAM, tiene todos los condimentos para continuar siendo el mejor phablet del mercado. Los resultados obtenidos con el Samsung Galaxy Note 4 y su panel de 5,7 pulgadas se indica claramente que la calidad de los colores que representa es realmente elevada.

Samsung Galaxy Note 4

El Samsung Galaxy Note 4 integra un procesador Snapdragon 805 y 3 GB de RAM

Iván Martín Barbero | cincodias.com

Las mejoras que se han incluido en el Samsung Galaxy Note 4, que son variadas y que ya te comentamos en este enlace, le hacen a día de hoy ser el mejor phablet que existe. Pero hay algunos apartados en los que destaca especialmente, como por ejemplo en la calidad de la pantalla que integra.

Según se ha podido conocer en un estudio del laboratorio DisplayMate, que lleva 10 años trabajando en conocer la calidad de los diferentes paneles que pasan por sus manos, el nuevo modelo de la compañía coreana es sin duda alguna el modelo que han probado que ofrece una mayor calidad en su panel SuperAMOLED. Por lo tanto, la evolución que se ha experimentado desde la versión anterior del modelo (el Galaxy Note 3) es grande, y no sólo en lo referente a la resolución que ofrece, que ha pasado de ser Full HD (1080p) a 2K (2.560 x 1.440).

Con los resultados obtenidos con el Samsung Galaxy Note 4 y su panel de 5,7 pulgadas se indica claramente que la calidad de los colores que representa es realmente elevada y, según el laboratorio, es prácticamente perfecta la pantalla en este apartado. Es más. También se saca la conclusión de que el brillo es el más alto que han visto hasta la fecha en un terminal móvil, un ángulo de visión excelente y, finalmente, una variación de contraste en luz natural que supera a cualquier dispositivo. Es decir, que ahora mismo parece insuperable (veremos si el iPhone 6 Plus puede con él, pero lo cierto es que esto es bastante dudoso en lo referente a la pantalla).

La posible duda sobre el consumo no se debe tener

Esta es una de las grandes dudas que se han tenido hasta la fecha respecto al panel que se incluye en el Samsung Galaxy Note 4, ya que al subir a una resolución 2K es posible que el consumo de energía también aumente, lo que reduciría la autonomía del terminal ya que su panel no es precisamente de pequeñas dimensiones. Pues bien, la información que ha suministrado DisplayMate es que la gestión de este apartado es realmente buena, y comparándolo con el modelo al que sustituye se ha reducido la necesidad energética para funcionar en un 14%. Por lo tanto, aquí también destaca el nuevo phablet de Samsung.

En definitiva, que el Samsung Galaxy Note 4, que también hay que recordar que integra un procesador Snapdragon 805 y 3 GB de RAM, tiene todos los condimentos para continuar siendo el mejor phablet del mercado ya que uno de los componentes esenciales –como es la pantalla- ha mejorado de forma espectacular y se sitúa como el mejor que existen en la actualidad. ¿Podrá Apple superar esto?