Crear Inteligencia Artificial podrían ser el fin de la raza humana, dice Stephen Hawking

Imprimir Enviar

La reciente noticia relacionada con el conocido físico Hawking ha hecho revolucionar la red, ya que nos ha dejado un poco fríos el saber que la creación por parte de una inteligencia artificial por los humanos, podría ser el propio fin para la destruccion de nuestra especie.

stephen hawking

Físico británico Stephen Hawking. FOTO: The Guardian

ideal.es

El reputado físico británico Stephen Hawking alertó de que todos los esfuerzos por crear una inteligencia artificial avanzada pueden poner seriamente en peligro la supervivencia de todos los seres humanos. Para el científico, de 72 años, los avances experimentados en ese campo podrían significar “el fin de los humanos”.

Stephen Hawking presentó un nuevo sistema informático que le permite comunicarse con mayor fluidez a pesar de la parálisis que le causa la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

El científico ha actualizado por primera vez en veinte años el programa con el que podía seleccionar letras y palabras para que un sintetizador pronuncie en voz alta sus pensamientos. Si bien no moderniza la voz robótica del aparato, convertida en una de sus señas.

Stephen Hawking, con 72 años ha colaborado con ingenieros de Intel para desarrollar un programa cuyo código será divulgado de forma gratuita en los próximos meses y que aspira a mejorar la vida de miles de personas.

El propio científico detalló en Londres ante la prensa que el nuevo software le permitirá multiplicar por diez su productividad y hablar al doble de velocidad.

La interfaz física del sistema cuenta con un sensor infrarrojo instalado en sus gafas que detecta los movimientos de su mejilla con el fin de seleccionar caracteres y navegar por el menú de la pantalla.

Además, facilita tareas por las cuales hasta ahora tenía que pedir ayuda, como adjuntar archivos en un correo electrónico.

“Soy capaz de escribir mucho más rápido. Puedo seguir dictando conferencias y escribiendo artículos y además, seguir hablando con mi familia y amigos”, manifestó.

Y es que su capacidad para hablar comenzó a deteriorarse a raíz de su enfermedad a finales de los 70 cuando tuvo que servirse de un intérprete para hacerse entender por aquellos que no le conocían bien. Fue en 1985 cuando perdió por completo el habla tras sufrir una neumonía.

Se le diseñó un sistema portátil que le permitía comunicarse a una velocidad de 15 palabras por minuto, pero su fluidez se fue deteriorando al mismo ritmo que su sistema nervioso.

Por ello, aseguró que sin el nuevo software “no sería capaz de hablar a día de hoy”. Un invento que además facilitará la vida a miles de personas aquejados de una enfermedad como el ELA.