Claves para abrir su primera tienda virtual

Imprimir Enviar

Uno de los inconveniente de los negocios en línea es que el cliente no puede tocar ni probar el producto. Pero en las tiendas reales también hay momentos en los que el vendedor está muy ocupado para mostrárselo y explicar su funcionamiento.

tienda virtual

El 76,5% de los usuarios latinoamericanos de Internet realizó compras en línea

TOMADO DE: americaeconomia.com | Víctor Valle es Director Comercial para pymes en Hispanoamérica de Google.

El año pasado, el 76,5% de los usuarios latinoamericanos de Internet realizó compras en línea, y de ellos, una cuarta parte gasta más de US$500 por trimestre en este tipo de transacciones, según una investigación de la consultora ComScore en la región. Estas noticias no sólo son excelentes para las grandes empresas del rubro, como Mercado Libre, Buscapé o Amazon (tres de los cuatros sitios de retail más visitados por los latinoamericanos, según el mismo informe), sino que también muestran una gran oportunidad para las empresas medianas y pequeñas.

Considere la posibilidad de una tienda que nunca cierra, en donde la audiencia puede llegar de todas partes del país y del mundo, y en donde los clientes satisfechos pueden recomendar el servicio con un solo clic. No hay necesidad de contratar a un gran equipo para hacer más fuerte el negocio y el gasto de mantenimiento del espacio virtual es significativamente menor que el alquiler de un espacio físico.

Además, es muy importante tener en cuenta que los usuarios de Internet están cada vez más bancarizados. En mercados como los de Argentina y Brasil ya llegan al 75% del total y, como van perdiendo prejuicios frente al uso de tarjeta de crédito para compras por comercio electrónico, esta modalidad de pago se convirtió en la preferida por el 74% de los compradores online.

¿Cómo puede usted tomar ventaja de esta oportunidad y empezar a operar en línea? Aquí les brindamos algunos consejos que seguramente lo ayudarán a saber qué es lo que quieren los clientes y entender sobre las motivaciones que los impulsan a comprar.

Primera vez. Al igual que en el mundo “real”, la primera compra en un sitio web es muy importante, porque de una buena experiencia inicial podrá nacer una relación, entre cliente y comercio, que se mantenga en el tiempo.

Si dedicó tiempo y hasta invirtió dinero en acciones publicitarias para atraer clientes, una vez que ellos se acerquen a su tienda deberá recibirlos de la mejor manera para que sientan que llegaron al lugar indicado. Por ejemplo, realizar promociones especiales para compras por “primera vez” sería una buena manera de darles la bienvenida.

La relación cliente-comercio. Usted no sabe cómo es el cliente, pero puede comenzar a conocerlo y estar al tanto de sus preferencias de compra. Por ejemplo, es probable que los clientes que compran alimentos para perros lo hagan con una frecuencia fija. Entonces, si usted está al tanto de estos ciclos de compra, cuando esté por cumplirse el período les podrá enviar una oferta. Si bien esto implica un análisis de cada cliente y tiempo extra dedicado al mismo, seguramente redundará en una mejor relación entre ambos.

No a los requisitos previos. ¿Alguna vez usted le pidió a un cliente su número de teléfono y su ubicación al momento de entrar en su tienda? ¿Le ha solicitado ver su tarjeta de crédito antes que éste compre el producto? Por supuesto que no. Si lo hace, es probable esas personas dejen de ser sus clientes. Lo mismo pasa en una tienda en línea: no ponga en dificultades a sus compradores potenciales pidiéndoles que se registren antes de comenzar a navegar el sitio. Convóquelos, pero no intente retenerlos en forma invasiva o molesta. Haga que se sientan cómodos y confiados.

Presentación y demostración del producto. Uno de los inconveniente de los negocios en línea es que el cliente no puede tocar ni probar el producto. Pero en las tiendas reales también hay momentos en los que el vendedor está muy ocupado para mostrárselo y explicar su funcionamiento. Por ello es importante utilizar videos o fotos que demuestren, por ejemplo, el funcionamiento de una herramienta. Un estudio global de Google indica que el 90% de los usuarios declaró que la existencia de las imágenes contribuyó a la decisión de compra y el 50% de los clientes señaló que los videos que demuestran el uso del producto le resultaron significativos.

Comprar y hacer correr la voz. Los usuarios latinoamericanos de Internet son los que pasan más tiempo en las redes sociales. Mientras que el promedio global de consumo de estas redes es de casi 6 horas al mes, en Latinoamérica se alcanzan las 10 horas mensuales. Entonces, el botón “Like” de Facebook o el “+1” de Google+ son las opciones mínimas que debe incorporar su tienda virtual para que los clientes recomienden su producto. Así podrá animar a sus clientes a que compartan muy fácilmente lo que compraron y los amigos de sus clientes podrán conocer más detalles del producto y visitar la tienda que los ofrece.

Vaya, esto no es lo que quería. Las legislaciones sobre derechos del consumidor generalmente garantizan que el cliente pueda cambiar o devolver fácilmente el producto. Pero, más allá de lo que diga la ley, resultará altamente beneficioso para su estrategia de comercio electrónico ofrecer mejores condiciones aún. Y esto podrá lograrlo a través información clara y accesible para realizar esas acciones. Tómese un tiempo para analizar las ventajas y desventajas de enfatizar este punto.

Si ya se encuentra motivado como para abrir una tienda online, solo tiene que comenzar con el armado de su sitio o recorrer algunas de las alternativas que se ofrecen para llevar su proyecto a Internet como Tiendanube, un sitio especializado en la creación de tiendas en línea; Wix.com, servicio para la creación gratuita de sitios Web; y VTEX, otro espacio para abrir un comercio virtual. Dar el salto es mucho más fácil de lo que parece.