El gigantesco ojo de cíclope de Júpiter

Imprimir Enviar

Una impactante fotografía tomada por el Telescopio Espacial Hubble muestra un curioso círculo negro dentro de la Gran Mancha Roja del gran planeta

ojo jupiter

lavanguardia.com

¿Le ha salido un gran ojo de cíclope a Júpiter? Viendo la fotografía tomada por el Telescopio Espacial Hubble el pasado 21 de abril, y la información publicada en la web de la NASA, así podríamos pensar. Pero nada más lejos de la realidad.

La impactante imagen muestra que dentro de la Gran Mancha Roja ha aparecido, a su vez, una mancha negra parecida a un ojo. Pero lo que es en realidad es la sombra de la luna Ganímedes capturada por una de las cámaras del Hubble, según informa la revista Time.

La fantástica imagen del supuesto “ojo de Júpiter” fue tomada en el momento en que la luna joviana eclipsaba la superficie del planeta. “Durante un momento Júpiter ‘miró’ como un gran cíclope”, explica la NASA en su página oficial.

La Gran Mancha Roja es el mayor vórtice anticiclónico de Júpiter. Fue observada por primera vez en el siglo XVII. Al principio, se pensó que era una montaña enorme o una meseta que emergía de entre las nubes. Los vientos que giran en su periferia alcanzan velocidades superiores a las de un huracán. Las nubes que lo componen, que giran en el sentido contrario a las agujas del reloj, tardan entre cuatro y seis días en dar una vuelta completa.

Este gigante vórtice atmosférico ha ido reduciendo su tamaño. Se calcula que lo ha hecho en una tercera parte desde finales del siglo XIX. Los astrónomos siguen este proceso de reducción desde los años 30 del siglo pasado, cuando el diámetro del vórtice medía cerca de 40.000 kilómetros, lo que significa que entonces en su interior habrían cabido tres planetas Tierra.